Educación Sexual

5 Maneras de Acariciar sin Usar las Manos

Posted on
Caricia con pluma

Las caricias son el estímulo ideal para un momento erótico de calidad. Si nos saltamos ese tramo, el camino será más corto pero no vamos a disfrutar igual del viaje ni el destino final nos brindará el mismo grado de satisfacción.

Un simple y sutil contacto puede llevarnos a estremecer todas las células de nuestro cuerpo y a sentir una placentera sensación que fluye por nuestro interior a una velocidad de vértigo. 2 metros cuadrados es la cantidad aproximada de piel que forma nuestro cuerpo, no subestimes aquellos rincones a los que les prestas poca atención. Te podría sorprender el partido que les puedes  sacar.

Es muy común ofrecer o recibir esas deliciosas caricias usando las  manos y no vamos a negar que es genial, pero por qué no ser originales y salirnos de lo común???  Aquí tienes algunas ideas que te pueden ayudar:

Acariciar con la lengua: La lengua es una gran protagonista en el juego del amor. Puedes usar la punta de tu lengua dando toquecitos en el cuerpo de tu pareja o dibujando líneas con un recorrido constante. También puedes pasar toda tu lengua extendida y húmeda como si estuvieras chupando un helado. Existen algunos productos de cosmética erótica como por ejemplo el Chocolate con Pincel que nos invitan a pintar el cuerpo de nuestra pareja para luego lamer el dibujo que hemos creado.

Acariciar con un soplido: No desestimes el poder de un soplido. Es una manera más de acariciar a tu pareja. Un soplido sutil y bien dirigido, en la nuca, oidos, labios etc puede llevar a enloquecer a tu amante.

Acariciar con una pluma: Las plumas transmiten tal delicadeza, que son ideales para conseguir excitar a tu pareja de la manera más sutil.  Un estímulo ideal para amantes que se sienten seducidos por la delicadeza y la elegancia. Existe un producto ideal para esto. Se trata de unos Polvos de Miel acompañados de una pluma para esparcirlos por el cuerpo de tu pareja para después dedicarte a saborearlos, lamiendo las zonas donde los has puesto.

Acariciar con un vibrador: Un vibrador puede ser muy útil para jugar con los genitales, pero también lo podemos usar para recorrer muchas otras partes de nuestro cuerpo.  Este nos ofrece un contraste que  llevará a tu pareja a perderse entre la relajación y el estímulo.

Acariciar con un hielo: Las caricias con un hielo son algo más impactantes que las citadas anteriormente y es ideal para compartirlas con esas personas que apuestan por los contrastes intensos.

“Empieza a Mejorar tu Salud Sexual desde Ahora Mismo”

Judith

Imagen de una chica en un jardín de rosas y el texto ElviErotica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

.